Sábado, noviembre 25, 2017
Banner Top

i
Hace dos semanas Cristiano Ronaldo, la estrella del Real Madrid, dio una declaración muy de él. Después de un mal resultado del equipo, dijo que si todos en el equipo estuvieran a su nivel, el Real Madrid no estaría como está en la actual temporada. Aunque no dijo ninguna mentira, pues nadie duda que es de los mejores futbolistas de la historia y el estandarte del Real Madrid, la realidad es que, una vez más, CR7 mostró su carácter orgulloso. Así es Cristiano señores; hace varios años había dicho que todos lo envidiaban porque “era guapo, rico y un gran jugador”, y ahora esto. Nadie discute su nivel futbolístico y su lugar en la historia del futbol, pero todos cuestionan su arrogancia. Aunque un futbolista debería ser calificado por su nivel futbolistico y no por su moralidad, con Cristiano Ronaldo todos somos moralistas, pues este personaje público es un excelente recurso para que muchos orgullosos se califiquen muy humildes al compararse con él. Pero detente un momento y pregúntate, si tu tuvieras el dinero, la fama, el talento, e incluso “el físico” de Cristiano Ronaldo, ¿Serías muy humilde? ¿No tendrías la misma actitud arrogante de él? Probablemente si, o espero que estés dudando de ti, pero si contestaste un “no” ferviente, pues has confirmado tu problema de orgullo. No confíes tanto en ti mismo, mi querido lector. Todos somos como Cristiano Ronaldo... orgullosos. Clic para tuitear

EL ORGULLO DEL SER HUMANO.

No me mal interpretes, por supuesto que no estoy defendiendo la actitud de CR7, pero sin duda, todos los seres humanos luchamos con el egoísmo y la arrogancia. Algunos sin tener todo lo que Cristiano tiene, se sienten “dioses”, y otros todo lo que hacen lo hacen para sí mismos, para su propia alabanza. Sea como sea, el ser humano es por naturaleza egoísta. Esto fue lo que llevó a Satanás a la rebelión contra Dios y esta fue su estrategia con Eva; “llegaran a ser como Dios” (Ge. 3:5). El ser humano siempre ha querido ser su propio dios, y Cristiano Ronaldo no es la excepción, ni ningún otro ser humano.

EL ORGULLO DE BABILONIA.

En la Biblia hay muchos casos de orgullo, pero quisiera mostrar uno en particular: los caldeos (Babilonia). Babilonia fue una nación muy poderosa en el mundo antiguo, a la cual Dios usó para juzgar al pueblo judío. Sin embargo, en el libro del profeta Habacuc se nos muestra que los caldeos no obtuvieron su grandeza por si mismos, sino que Dios soberanamente los engrandeció y los levantó para usarles en el juicio de su pueblo (Hab. 1:6). La verdad es esta, cualquier grandeza, fama, talento o fuerza que alguien pueda obtener ha sido dada por Dios, y a Dios debe ser regresada en alabanza. Pero nuestra tendencia es la contraria, una vez que adquirimos un talento, alguna fama o somos engrandecidos por Dios en alguna área, nos convertimos en nuestros propios dioses. Este el pecado de Cristiano Ronaldo y fue el de los caldeos, como dice la NVI; “su pecado es hacer de su fuerza un dios” (Hab. 1:9).

El orgullo es una proclamación del ser humano para ser su propio dios. Clic para tuitear

EL PROBLEMA CON EL ORGULLO.

Dios aborrece el orgullo del ser humano principalmente porque este es un intento por robarle la gloria que sólo a él le pertenece. El orgullo es una proclamación del ser humano para ser su propio dios. Es por eso que en el mismo libro de Habacuc Dios reveló el castigo para Babilonia, castigo que vendría por su orgullo. Dios expulsó a Satanás por el orgullo y condenó a la humanidad al pecado y a la muerte por lo mismo. Dios se toma enserio su gloria, no piensa darla a nadie más. Así que si has criticado a Cristiano Ronaldo por su egocentrismo, te tengo una mala noticia, todos los seres humanos somos así y sólo existe una solución. En el peor de los casos, las dos diferencias entre tu y CR7, es que tu no tienes tantas cosas para presumir, y que tu no estás siendo sincero contigo mismo, pues si algo podemos agradecer a este jugador, es que siempre ha sido de una sola pieza, nunca ha manejado una falsa humildad, pues el mismo ha aceptado muchas veces que ese es “su problema”, su ambición por la gloria futbolística le ha convertido en eso mismo; el sabe que es orgulloso. ¿Y tu sabes que lo eres?

14519067085567

LA SOLUCIÓN DEL ORGULLO.

La solución al orgullo la encontramos en el mismo libro de Habacuc, en el 2:4 dice; “He aquí el orgulloso: en él, su alma no es recta, más el justo por su fe vivirá”. Sorprendente, en este contexto lo contrario al orgullo es la fe. ¿Por qué? Porque la fe siempre necesita humildad, fe es confiar y descansar en otro aparte de ti. Muchos Judíos comenzaron a pelear contra Babilonia y muchos de ellos morirían, los que siempre se resistieron a Babilonia finalmente causaron que Jerusalén fuera destruido, y que ellos murieran en el intento. Jeremías 38:2 profetizó que “El que se quedare en esta ciudad (Jerusalén) morirá a espada, o de hambre, o de pestilencia; mas el que se pasare a los caldeos vivirá, pues su vida le será por botín, y vivirá”. Dios les dijo que confiaran en él, porque el los guardaría aun en Babilonia, pero ellos no tuvieron Fe en Dios, sino Fe en ellos mismos. La clave para sobrevivir sería la FE, confianza en que Dios les guardaría, y confianza en que Dios no les dejaría morir en Babilonia. El orgulloso se defendería, pues confiaría en él mismo, pero el humilde, ese confiaría en Dios, y entonces viviría. Y así ocurrió.

El orgulloso, como Cristiano Ronaldo, confía sólo en sí mismo, tanto que quisiera que sus compañeros de equipo fueran él mismo. Así suele actuar el ser humano. Por eso Dios dice que resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes (1 Pe. 5:5), porque para el orgulloso le es imposible confiar su salvación eterna a alguien más que no sea el mismo.

Entonces, ¿Cómo puedo vencer el orgullo en mi vida? Sólo poniendo nuestra fe en el evangelio. ¿Cómo funciona esto? Bueno, cuando pones tu fe en el evangelio por lógica te estás humillando, reconoces tu situación de pecador y tu incapacidad para salvarte. Luego, reconoces que tu única esperanza está en la obra redentora de Jesús y comienzas a descansar en Él. Al hacer esto, te das cuenta que no has hecho nada para ganarte tu salvación, sino que la has recibido sólo por gracia, y entonces das toda la gloria a Dios. Con el paso de los años, viviendo cada día bajo la realidad del evangelio, tu orgullo irá disminuyendo, porque el evangelio nos muestra la grandeza de Dios y la bajeza de nosotros. Eso es lo que necesita Cristiano Ronaldo, conocer a Cristo, así dejaría de ser menos Cristiano para ser más “cristiano”.

Carlos
Esposo y Padre. A punto de partir al campo misionero transcultural. Estudió una Lic. en Teología. Carlos y su familia tienen un corazón apasionado por las misiones, así que planea pronto dedicar su vida a anunciar el nombre de Jesucristo donde no ha sido predicado.

Related Article

Loading Facebook Comments ...

0 Comments

Deja un comentario

Loading Disqus Comments ...

Video Mas Reciente

Video Mas Visto

Recomendamos

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social