Miércoles, Septiembre 20, 2017
Banner Top

Una de las metas de Contéxtico es impulsar el correcto estudio de la Biblia. Hemos hecho ya varios videos exponiendo textos en sus contextos, otros hablando de enseñanzas bíblicas, y hasta algunos hablando de aquello que no está en la Biblia y muchos pensábamos que si.  Aunque algunos pudieran argumentar que es mejor leer mal la biblia, que no leerla, ésta también es una idea muy peligrosa. Gracias al incorrecto estudio de la Biblia, se han desarrollado las herejías mas importantes a lo largo de la historia. Los falsos maestros usan la Biblia, los herejes históricos usaron la biblia, grupos sectarios y políticos la han usado, la Biblia se ha usado como pretexto para algunas aberraciones en la historia de la humanidad, hasta el diablo usó la biblia (Mateo 4:1-11). Entonces, no se trata solo de leerla, sino de hacerlo bien.

No pretendemos que seas un erudito en las Escrituras. Eso sería maravilloso, pero sabemos que no todos tienen el hermoso llamado a estudiar en un seminario y ser exegetas. Pero lo que todos los hijos de Dios tenemos en común, es un anhelo sincero de conocer mas a Dios y la obra de Jesucristo a través de su Palabra. Si a ti no te interesa la Biblia, entonces no te interesa Dios.

lightstock_35312_small_user_179504

Por eso, al estilo de Contéxtico, hablando a cristianos comunes y en lenguaje común; aquí te van 6 maneras sencillas de arruinar tu estudio de la Biblia:

1. Echale muchas ganas

El peligro de este artículo es que creas que el entendimiento de la Biblia dependerá de nuestro rendimiento. Nosotros podemos comprender las Escrituras solo a través del Espíritu Santo. (1 Corintios 2:10-14). De hecho, debo decir que si no has nacido de nuevo, esta será una tarea imposible para ti. Pero es a través de La Palabra de Dios y el evangelio de Jesucristo ahí revelado, que uno puede llegar a la Salvación, entonces, estás en buen camino.

Hay una obra sobrenatural necesaria en esta actividad. Debes someterte a Dios en tu estudio de la Biblia, orar a Él y decir como el salmista “abre mis ojos” (Salmo 119:18). Los apóstoles también entendían que la comprensión de temas espirituales dependía de una obra de Dios (Efesios 1:18), y el mismo conocimiento de La Verdad sería una obra que pertenecía solo al Espiritu Santo (1 Juan 2:27).

Entonces, dicho esto, debes saberte dependiente de Él en todo. Y no veas demasiado tu rendimiento, con el tiempo irás comprobando que Dios muchas veces nos hablará y bendecirá por medio de su Palabra, aun a pesar de nuestra negligencia en el estudio de ésta. El nos dará crecimiento aun en nuestras debilidades en el estudio, pero es insano y peligroso permanecer siempre leyendo mal el libro que Dios dejó para ser nuestra brújula (Salmo 119:105).

2. Estudia ignorando el tema central

Nos encanta la idea de que la Biblia se venda como un libro útil para todos los problemas del hombre. De hecho es así, pero la solución a todos los problemas del hombre se llama: Jesucristo. Muchos quieren usar la Biblia para su propio beneficio. Dios nos da Gracia, y nos bendice de muchas maneras en su estudio; en la Biblia encontramos dirección, consuelo, guía financiera, ayuda matrimonial, etc. Pero el centro de todo esto, el centro de la Biblia misma, es la Gloria de Dios. El personaje principal de la Biblia es Jesucristo, el agente que actúa a través de la Biblia es el Espiritu Santo.

Estarás totalmente perdido y con un destino incierto en tu estudio bíblico, si quieres sacar a Jesucristo de su libro. Los Fariseos hacían esto mismo, al querer encontrar la Vida Eterna en las Escrituras, pero la Vida Eterna era y es Jesús.

El verbo “escudriñad” en Juan 5:39, se puede traducir como imperativo o indicativo. El contexto de esta porción nos muestra que Jesús está indicando una acción, no ordenando una, y por lo tanto está criticando la actividad de “escudriñar”; la TLA, NTV, LBLA, NVI y varias versiones mas, lo han considerado así. Lo que Jesús está diciendo es que ellos estudiaban la Biblia porque pensaban que eso mismo les llevaría a la Vida Eterna, pero ellas dan testimonio de Jesucristo. Toda la Biblia trata de Jesucristo (Lucas 24:27). Estudiar la Biblia para obtener beneficios eternos, sin obtener a Jesucristo, es absurdo. Mira Juan 5:39-40 en la NTV:

Ustedes estudian las Escrituras a fondo porque piensan que ellas les dan vida eterna. ¡Pero las Escrituras me señalan a mí! Sin embargo, ustedes se niegan a venir a mí para recibir esa vida.

Bible-Paul-Converted-Damascus-P

3. Estudia la Biblia para escuchar cosas bonitas

Muchos quieren leer la Biblia esperando que ésta solo les hable cosas bonitas. La Biblia nos ofrece mucho optimismo y una gran esperanza que está basada en Jesucristo. Aunque la Biblia es un libro que ofrece gozo y completa satisfacción, la realidad es que la Biblia muchas veces nos dirá cosas que no son agradables para nuestra carne.

En la Biblia encontramos el carácter completo de Dios, y parte de su carácter son Santidad, Justicia, Ira Divina, y Soberanía. Estos son conceptos que no parecen resultar agradables para todos. Pero ese es nuestro Dios, y su libro habla sobre Él. Querer que la Biblia siempre nos diga todo lo que nos agrada me recuerda mucho al Rey Acab, puedes leer esta historia en 1 Reyes 22. Acab tenía un ejercito de unos 400 profetas que solo le profetizaban cosas buenas. También había otro profeta, el cual se llamaba Micaías, este era el único profeta que hablaba de parte de Dios, pero no le agradaba a Acab por su pesimismo, por eso se había buscado profetas particulares. Imagínate formular tu propia biblia, una que no te hable de pecado, santidad, arrepentimiento, juicio y deberes. Muchos prefieren mentiras dulces que verdades amargas, pero vivir en mentira es una tragedia.

4. Ignora la Hermenéutica

En nuestra categoría de “En Contexto” hemos analizado textos que han sido malinterpretados y de los cuales se han obtenido enseñanzas erradas. El común denominador de estos textos, es que son interpretados sin analizar el contexto. La ignorancia de la Hermenéutica es el principal agente en la interpretación incorrecta de textos biblicos. Podríamos hacer un sinfín de videos explicando como surgieron las herejías y sectas mas importantes en la historia, te sorprenderías de ver como el uso de la hermenéutica hubiera evitado esto.

Aparte del contexto, hay muchas otras consideraciones que se deben de tomar al estudiar la Biblia, como lo son 1) la brecha de años de unos 1500 años de diferencia entre el primer y último libro escrito, 2) los idiomas originales en los que fue escrita, 3) los contextos geográficos, políticos y culturales de cada uno de los libros que forman la Biblia, 4) los géneros literarios (narrativa, poesía, sabiduría, leyes, cartas, doctrina, etc), 5) el hecho de que los autores hayan muerto hace mucho y no podamos aclarar dudas con ellos, 6) la realidad de que la Biblia incluye eventos que rebasan lo natural y ordinario, 7) la influencia filosófica y cultural de la iglesia moderna, 8) el testimonio histórico de la interpretación del texto que nos ocupa. En fin, hay muchas otras consideraciones y dificultades que encierra el estudio correcto de la Biblia.

Gracias a Dios hay reglas y estas ayudan mucho. Si no las conoces, hay muchos recursos en linea, o mejor aún, puedes acercarte con tu pastor y pedir ayuda. Como ya habíamos dicho, no todo cristiano será un exegeta avanzado, pero a todos nos debería interesar tener algunos fundamentos básicos para el estudio de la Biblia. Por lo pronto, puedo recomendarte la serie de clases de Metodo Inductivo de mi amigo Jonathan Domingo. Da click aquí para verlas.

5. Ten una cabeza enorme y un corazón pequeño.

Yo mismo hace años comencé a estudiar la Biblia y Teología con un enfermizo anhelo de saber mucho. Solo quería saber, y quizá presumir, o sentirme importante por conocer dos o tres cosas que otros no supieran. Dios me salvó de mi mismo.

Amo a Jonás y su libro. Jonás es uno de los muchos casos en la Biblia de grandes cabezas y corazones pequeños. Cuando lees la oración en Jonás 2, puedes llegar a confundirte y comenzar a admirar a Jonás. Nuestro amigo profeta sabia mucho de Dios, conocía su Ley, y conocía su carácter. Su predicación en Nínive fue tan exitosa, que hasta el mismo Rey se arrepintió y el mismo guío a todo el pueblo al arrepentimiento.

Si conoces la historia de Jonas, sabes a que me refiero con “corazón pequeño”. Si no conoces la historia, o tus ideas de Jonás provienen mas de “Pinocho” que de la Biblia, entonces ve al libro, son pocos capítulos. Al final del libro, Jonás obedeció al mandato de ir a Nínive a predicar, sin embargo, el mismo revela que el motivo de su desobediencia era conocer a Dios, saber que Dios era “misericordioso”. Jonas conocía tanto a Dios, que el sabia que Dios perdonaría a ese pueblo de sus pecados (Jonás 4:1-3). Pero Jonás no quería que ese pueblo se salvara, a él le dolía mas que se secara una planta a que 120,000 niños, ancianos y personas con deficiencias mentales perecieran (Jonás 2:9-11). Ese es Jonás, uno que sabia mucho, pero que amaba muy poco. Puedo decir que es uno de los personajes mas duros, hipócritas, y desvergonzados de toda la Biblia, pero el es como yo, y como tu. Jonas era un excelente oidor, pero no un hacedor (Santiago 1:22). Jonas escribió su libro, el libro de su humillación. Dios da gracia a los humildes.

6. Estudia porque tienes que hacerlo.

Esto puede ser aplicable para todos, pero es bastante común en estudiantes de seminario y pastores. Se muy bien de la tentación de esto, lo viví como estudiante y lo vivo todo el tiempo como pastor. Nuestro trabajo es estudiar la Biblia, y aunque eso es un enorme privilegio y una gran bendición, puede convertirse en un peligro si comenzamos a verlo solo como un trabajo.

¿Vas a la Biblia para conocer mas sobre teología, para saber que predicar, o para resolver tu tarea? Muy bien. Espero que aparte de tu responsabilidad ministerial o estudiantil, también exista una relación real con Dios en su Palabra, un deleite por esta y una humilde condición de ir cada día a ella y ser enseñado por Dios. Antes que pastores o seminaristas, somos ovejas necesitadas de nuestro pastor. Hay quienes conocen muy bien el Salmo 23, pero no conocen al Pastor de ese Salmo.

¿Que libro estás leyendo?

Nos encantaría desarrollar todo un articulo con principios de hermeneutica, exégesis aplicada y critica textual, pero un articulo no da para tanto. Quizá después escribamos mas al respecto. Si tu necesitas mas ayuda con tu estudio de la biblia, escríbenos, estamos para servirte.

Por ahora, ya tienes 6 maneras sencillas de arruinar tu estudio de la Biblia. Espero que no lo hagas. Por cierto, ¿Que libro estás leyendo?

Adrián Capitaine
Esposo de Llanura. Pastor de Horizonte Villahermosa. Estudió Biblia y Teología en el IDEX y posteriormente en el IBDA. Ahora también sirve como maestro en este último.

Doy gracias a Dios que me salvó y me tuvo por fiel para el ministerio.

"Estad contentos con ser nadie, porque eso es lo que sois" - Spurgeon.

Related Article

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

Eli 10 Diciembre, 2015 at 5:34 am

Excelente!!!!

Deja un comentario

Loading Disqus Comments ...

Video Mas Reciente

Video Mas Visto

Recomendamos también

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social