Sábado, noviembre 25, 2017
Banner Top
¿Has leído Romanos 1:18-28? No te voy a colocar todo el texto aquí, pero trataré de resumirte que es lo que está pasando en esta porción:
  • Los hombres suprimen la verdad en la injusticia (v. 18)…
  • No honran, ni dan gracias al Señor (v. 21)…
  • Intercambian la gloria de Dios por la idolatría (v. 23)…
  • Se niegan a reconocer a Dios como el Único y Verdadero Dios (v 25) (v28)…
  • Dios los abandona, entregándoles a una mente reprobada (vv. 24, 26).
Lo que Dios nos enseña en los siguientes versículos son los pecados y actitudes en los que viven estos hombres entregados a mentes reprobadas. Mencionará Pablo que estas personas comienzan a vivir en impureza sexual, cayendo en actividades homosexuales. Después el autor extiende esta lista de pecados; te pongo el texto:
…estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican. Romanos 1:29-32

gossip

¿Te sientes angustiado por el chisme?

Lee el texto de nuevo (Romanos 1:28-32). Está ahí; chisme (murmuración) se agrupa con la fornicación, homosexualismo, asesinatos y la blasfemia como pecados que son evidencia de que alguien está endurecido por Dios y Su ira se revela desde el cielo contra él. El chisme (calumnia, murmuración, difamación) aparece en ese corte. Estoy seguro de que la mayoría de los que leen este artículo se asustan y odian cosas como el aborto y la blasfemia contra Jesucristo. Muchos viven publicando en sus redes, imágenes en contra del homosexualismo y la idolatría. Pero, ¿Estamos así de angustiados por el chisme? Debemos estarlo. Este es uno de los pecados mas comunes en la iglesia local. Tristemente se ha vuelto un pecado “socialmente aceptable” y al cual no se le pone tanta importancia. Somos tan hipócritas en nuestra vara de medir los pecados. Solemos ser expertos en santidad sobre aquellos temas en los que “jamás participaríamos”, pero somos unos cobardes a la hora de afrontar un verdadero compromiso con la pureza de corazón y de labios. Quiero que notes y recuerdes que este texto (Romanos 1) está describiendo las actividades de personas que han sido abandonadas por Dios, y empujadas por él mismo a atestarse de pecados que les llevarán al infierno. Si, cuando andas de chismoso, estás actuando como estas personas.

Un horrible Caballo de Troya

La murmuración ha sido una realidad en todos los tiempos, y también ha sido grave. Uno de los episodios mas recordados del paso de Israel por el desierto, fue cuando hubo murmuración de parte de la hermana de Moisés. Eso lo podemos encontrar en Numeros 12:1-16. Ahí María murmuró con Aarón contra Moisés su hermano; las consecuencias de esa murmuración las podemos ver en el versículo 10:
Y la nube se apartó del tabernáculo, y he aquí que María estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba leprosa.
¿Puedes ver la gravedad de murmurar? Las consecuencias eran sobre el pueblo en general, y también sobre el chismoso. Así funciona el chisme. He visto a lo largo de mi vida las consecuencias del chisme en la vida de las personas; iglesias destruidas, familias destruidas, pastores destruidos, todo por personas que no comprenden lo grave que es el chisme y lo destructivo que es este pecado.
Santiago 4:11 nos ordena “no murmurar  los unos de los otros”, luego Pablo aconseja en Filipenses 2:14 a “hacer todo sin murmuraciones y contiendas”. Proverbios 16:28 es bastante explícito en decirnos que el hombre perverso, es también chismoso y esta clase de hombres “levantan contiendas y apartan a los mejores amigos”. Bueno, hay muchos otros lugares donde Dios se expresa duramente contra el Chisme (Lev 19:16, Prov 6:16-19, 12:18, 18:8, 20:19, 26:20-22).  Este pecado está en guerra contra el deseo de Dios de la unidad de su iglesia y el amor entre hermanos, es un Caballo de Troya con el propósito de destruir el mandamiento de Jesucristo: amar a nuestro prójimo.
Es curioso también notar que este pecado no solo podemos ver que caracteriza a los perversos de mente reprobada, el chisme es también una característica de los falsos maestros, lo vemos en Judas 16, donde se nos dice que ellos “son murmuradores, querellosos, que andan en sus propios deseos”, y en Jeremías 6:28 Dios mismo se refiere a los enemigos de Israel como “rebeldes, porfiados, andan chismeando”. Entonces, no estamos hablando aquí de personas inocentes; Dios muchas veces describe como chismosos/calumniadores/murmuradores a los peores hombres en la Biblia.

workplace-gossip

¿Ya comprendes la gravedad?

Porfavor, deja de calumniar, difamar, murmurar y compartir chismes por todos lados. Este pecado debería tener un olor a azufre para nosotros. Santiago 3:6 es demasiado explícito:
Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.
En Salmo 101:5 Dios dice que destruirá al que “Al que solapadamente infama a su prójimo”, Dios está airado contra los chismosos. 1 Corintios 10:10 nos recuerda que el pueblo de Israel pereció por el destructor porque “ellos murmuraron”. Y finalmente recordemos que Romanos 1:32 nos dice que tales personas “son dignos de muerte”. ¿Ha quedado claro?
Arrepintámonos de haber permitido que este Caballo de Troya se haya infiltrado en nuestras iglesias, y en nuestras vidas. Recuerda que el Caballo de Troya entró a la ciudad y dentro de él se encontraba la destrucción misma; este Caballo fue tan mortal precisamente porque no lucía como algo peligroso. Así es el Chisme, no luce como un pecado tan grave, pero lo es. Es a causa de este pecado que familias e iglesias enteras han sido destruidas desde adentro. Arrepintámonos, en Cristo podemos vencer todo pecado, no importa el nombre de este; la Sangre de Cristo es suficiente para limpiar cualquier pecado en el que estemos viviendo y con el que estemos lidiando. El poder del Espiritu Santo es suficiente para transformar nuestros corazones. Necesitamos humillarnos y venir a Jesús, entonces el Caballo de Troya será destruido, el chisme habrá muerto.
Adrián Capitaine
Esposo de Llanura. Pastor de Horizonte Villahermosa. Estudió Biblia y Teología en el IDEX y posteriormente en el IBDA. Ahora también sirve como maestro en este último.

Doy gracias a Dios que me salvó y me tuvo por fiel para el ministerio.

"Estad contentos con ser nadie, porque eso es lo que sois" - Spurgeon.

Related Article

Loading Facebook Comments ...

0 Comments

Deja un comentario

Loading Disqus Comments ...

Video Mas Reciente

Video Mas Visto

Recomendamos

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social