Sábado, noviembre 25, 2017
Banner Top

Este año he dedicado gran parte de mis lecturas a biografías de misioneros. Pocos libros inspiran tanto como estas historias verídicas de hombres que sacrificaron sus vidas por causa del evangelio. También he tenido la oportunidad de convivir con muchos hermanos que han sido misioneros en países donde serlo es de alto riesgo. Escuchar sus testimonios, también reta y anima; hombres que están tomando su cruz y están siguiendo a Jesús; pero en sus experiencias en el campo misionero hay un común denominador, los milagros.

Al hablar de milagros me refiero a obras que transcienden lo natural; como sanidades, tempestades calmadas, provisión económica milagrosa, misioneros hablando en idiomas que no conocían y que no estudiaron, vidas salvadas milagrosamente en medio de persecuciones, y cosas por el estilo.

field-missionary

Para aclarar mi punto déjame contarte un testimonio que acabo de escuchar de un misionero muy confiable. En una aldea no alcanzada de Senegal, habitada por animistas y musulmanes, dicho misionero organizó un evento evangelistico; sin embargo, el día del evento el brujo de la aldea se acercó para advertirles que les iba a llover. Lo que el misionero no sabía es que justo en el lugar donde estaban organizando el evento, era el lugar donde se hacían sacrificios a los ídolos de la aldea. Era una temporada en la que nunca llueve en Senegal, pero al parecer, había algo más profundo que una lluvia y, justo cuando comenzaba el evento, cayó una tormenta. El misionero, junto con los otros cristianos que lo acompañaban, determinó orar y hacer el evento nuevamente en el mismo lugar el siguiente día. Cuando organizaban el evento, el brujo llegó con el mismo mensaje, sin embargo, ahora el misionero, confiando en Dios, le contestó al brujo que no llovería, porque el Dios que creó los cielos y la tierra estaba de su lado. Y así pasó, ese día no llovió, y muchos creyeron en Jesús.

No te alarmes, lo que quiero proponer tiene un fuerte respaldo en las Escrituras. No tengo duda alguna, los milagros ocurren en contextos donde el reino de Dios está entrando en una nueva cultura o etnia no alcanzada. En estos casos, Dios utiliza obras asombrosas para romper la incredulidad de pueblos que estaban enraizados y esclavizados a culturas y religiones completamente contrarias a Dios. En otras palabras, los milagros ocurren donde son necesarios para el avance del evangelio.

Donde los milagros no suelen ocurrir.

Al afirmar esto, también afirmo lo contrario. Los milagros de este tipo no suelen ocurrir a diario en contextos donde el reino ya ha llegado. No negamos que Dios sane enfermedades, aun de formas asombrosas en nuestros contextos y tampoco negamos que Dios pueda obrar de formas sobrenaturales en situaciones especificas. Pero estos eventos no suceden en la misma medida que en el campo misionero. No vemos cada domingo en nuestras iglesias sucediendo actos de este tipo. ¿Por qué? Porque no son necesarios para el entendimiento del evangelio donde este ya ha llegado.

Los milagros suceden en contextos donde el reino de Dios está entrando en una nueva cultura o etnia no alcanzada. Clic para tuitear

Ya sé, seguro estás pensando en los dichos “apóstoles” que están regados por toda Latinoamérica y, que según ellos, están haciendo milagros. No diré que sus milagros son trucos de magia, tampoco diré que vienen de parte de Satanás, porque a decir verdad, no sé qué sean. Lo que si diré es que en las Escrituras no existe esa clase de ministro que se dedica a hacer sanidades y milagros en campañas para esos fines. Amigo, cada vez que en el Nuevo Testamento hay un milagro, es para respaldar el evangelio y al misionero en una cultura o un contexto en el que de otra forma no hubieran creído en el evangelio.

Donde Jesús dijo que sucederían milagros.

Ahora, vayamos a la Biblia, veamos que lo que propongo en realidad tiene respaldo en la Escritura, más que en la experiencia de misioneros. Comencemos con Jesús. En Lucas 10 se nos narra cuando Jesús envió de dos en dos a 70 de sus discípulos para predicar el evangelio. Para esta misión, Jesús les dio ciertas indicaciones y, una de estas indicaciones me llama la atención, en el v. 9 les pidió que sanaran a los enfermos y les dijeran que el reino de Dios se había acercado. La sanidad llevaba el propósito de mostrar el acercamiento del reino a esa ciudad.

Más adelante, cuando estos discípulos volvieron, llegaron con gran gozo por las maravillas que habían visto. Entonces, Jesús les dio potestad para hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y les prometió que nada les dañaría (Lc. 10:19). Algunos, toman este pasaje, lo sacan de su contexto, y lo aplican a cualquier cristiano en cualquier situación. Otros, dicen que este pasaje no tiene ninguna aplicación para la época actual, que sólo se limita a estos 70. Sin embargo, no creo que este pasaje se limite a sólo los 70, pero tampoco creo que se aplique a todo cristiano en cualquier circunstancia. Estos hechos asombrosos siguen a todos aquellos que como los 70, van a aquellos lugares donde el evangelio nunca ha sido oído. Si queda duda, déjame citarte y explicarte Marcos 16:15-18:

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Como sabrás, este es uno de los pasajes más famosos de la Gran Comisión. Generalmente sólo solemos hablar del v. 15; “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Y también, generalmente, algunos toman los vv. 17-18 y lo sacan de contexto. Pero si lees toda la porción junta, verás que Jesús está hablando de la misma situación. Jesús está prometiendo estás señales en el contexto de la gran comisión. Así que por favor, no reclamemos ver regularmente estas señales cuando estamos muy cómodos en nuestras iglesias ya establecidas.

Donde los milagros ocurrieron en el Nuevo Testamento.

Ahora, si analizamos lo que fue el cumplimiento de esta promesa de Jesús con la iglesia primitiva, encontraremos más respaldo aun. La historia de la iglesia primitiva se nos narra en Hechos, y si has leído este libro sabes que está plagado de milagros. Desde el comienzo, la iglesia primitiva comenzó con la señal asombrosa de las lenguas (Hch. 2:1-13), cada uno de los creyentes ahí reunidos empezó a hablar en otro idioma. ¿Cuál era el motivo? Que había personas de por lo menos 14 distintos grupos étnicos que iban a escuchar las maravillas de Dios. ¿Cuál era el contexto? El evangelio estaba penetrando y comenzando su primer avance misionero.

Luego, a través de todo Hechos encontramos esta clase de eventos. Vemos a Pedro y Juan sanando a un cojo (Hch. 3:1-10). Los apóstoles fueron liberados de la cárcel por un angel (Hch. 5:17-20). Felipe llevó el evangelio e hizo milagros en Samaria (Hch. 8:4-8). Pedro sanó a Eneas y resucitó a Dorcas (Hch. 9:32-43). Pedro fue liberado de la cárcel por un ángel (Hch. 12:6-7). Pablo cegó al mago Elimás (Hch. 13:8-12). Pablo y Silas fueron librados milagrosamente de la cárcel (Hch. 16:23-34). Y podríamos seguir hasta el final de Hechos y seguiremos viendo milagros. Pero recuerda, el contexto de Hechos es el avance misionero de la iglesia primitiva en todo el imperio romano, desde Jerusalén hasta lo que para ellos era lo último de la tierra.

Los milagros suceden ahí en lo desconocido, donde son necesarios para el evangelio, no frente a una cámara de video. Clic para tuitear

¿Aun tienes dudas? Bueno, Dios mismo confirma esto de manera muy clara en Hebreos 2:4, donde él explica como respaldó el mensaje del evangelio predicado por Jesús y posteriormente por sus siervos. En este texto está hablando de la introducción del mensaje del Nuevo Pacto en una cultura que no conocía anteriormente este mensaje; hoy seguimos necesitando que Dios nos respalde cuando vamos a predicar un mensaje que nunca ha sido escuchado en culturas donde la religión ignora de Jesucristo:

Además, Dios confirmó el mensaje mediante señales, maravillas, diversos milagros y dones del Espíritu Santo según su voluntad. (NTV)

¿A donde vamos con todo esto?

Lo que deseamos es que pensemos bíblicamente sobre esta clase de milagros espectaculares. Es muy común que la iglesia latinoamericana desee y exalte los milagros en sus iglesias, aun cuando se trata de mega iglesias. Son muy comunes las campañas de sanidades o los programas de Televisión cristiana prometiendo estos milagros. Sin embargo, eso no existe en la Biblia. Los momentos donde sucedieron estos milagros en el Nuevo Testamento fueron cuando alguien estaba llevando el evangelio a un lugar y cultura no alcanzada. Los milagros suceden ahí en lo desconocido, no en un evento con miles de espectadores o frente a una cámara de video. Los milagros suceden donde son necesarios para la extensión del evangelio.

Carlos
Esposo y Padre. A punto de partir al campo misionero transcultural. Estudió una Lic. en Teología. Carlos y su familia tienen un corazón apasionado por las misiones, así que planea pronto dedicar su vida a anunciar el nombre de Jesucristo donde no ha sido predicado.

Related Article

Loading Facebook Comments ...

0 Comments

Deja un comentario

Loading Disqus Comments ...

Video Mas Reciente

Video Mas Visto

Recomendamos

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social