Sábado, noviembre 25, 2017
Banner Top

Como ya habrás notado, para nosotros la Reforma Protestante es un evento de suma importancia. No queremos restarle valor y queremos levantar nuestra voz en medio de una generación que parece no importarle la historia de la iglesia, nuestra historia. Sin embargo, queremos aclarar algo, en Contextico no pretendemos ser reformadores. Tanto mi hermano como yo, somos parte de iglesias locales, a las que pastoreamos y amamos, tenemos familias a las que servimos y amamos, y en nuestros pocos ratos libres, escribimos y hacemos videos. Como dijera el poco ilustre MC dinero, somos chicos normales, con vidas normales.

martin-lutero-y-las-95-tesis-2Es evidente que hay una tendencia común en los jóvenes que estudian teología, los reformados, los no tan reformados, los inquietos y los que aun siguen batallando por escoger su trinchera. Ésta tendencia es que, al parecer, todos quieren ser reformadores.

Hace un par de años yo estaba así también. Cuando estudié en el seminario sobre la historia de la reforma, la teología de Lutero y Calvino, y al resto de reformadores, me sentí motivado a ser el reformador de mi generación. Quería reformar todo lo que tocaba. Cuando salí del seminario y comencé a servir en la iglesia, tenía una obsesión por reformarla, pero, no tuvo que pasar mucho tiempo para darme cuenta que ni yo era un reformador y que la iglesia ni siquiera necesitaba una reforma. La realidad ministerial derrumbó muy rápido mis sueños de ser el Lutero de mi generación. Muchos jóvenes, para comprender su verdadero llamado, necesitan servir, entender el trabajo pastoral, someterse a sus autoridades en su iglesia, observar la necesidad que tiene el mundo del evangelio y experimentar el trabajo de la iglesia local. ¡Gracias a Dios que me bajó de mi nube!

No estamos en el Siglo XVI

Muchos hablan de la necesidad de una repetición de La Reforma, sin embargo, vivimos en tiempos muy diferentes a los del siglo XVI. El internet, las redes sociales y todo el avance tecnológico han contribuido a una globalización sin precedentes en la historia de la humanidad. El postmodernismo se ha adoptado como la filosofía de vida por excelencia. En el ámbito eclesiástico podemos decir que hay cientos de denominaciones de todos los colores y sabores. Hoy cualquiera puede hacer un video exponiendo sus ideas en la red (como nosotros jaja) y llegar así a muchas personas, y a la vez, esas ideas perderse entre tantas otras personas que están hablando. Por todas estas cosas, y muchas mas, hoy sería imposible que sucediera lo que sucedió en Octubre de 1517.

Cada época es única y cada persona es única. No hay dos Luteros, no hay dos Calvinos. Cada momento de la historia presenta sus retos particulares y no podemos transportar lo que sucedió en el siglo XVI al siglo XXI. Sin embargo, hay cosas que nunca cambian; me refiero al centro del problema y a la solución al problema. El centro del problema es el pecado y la solución es el evangelio. Aunque sean tiempos y personas diferentes, el pecado sigue siendo igual y el evangelio sigue siendo el mismo. Entonces, ¿Qué es lo que nos toca hacer? Tú no puedes ser Lutero, porque no eres como él, ni te enfrentas a los mismos retos que él. Tú tienes que ser tú y hacer lo que Dios te ha pedido hacer a ti en el contexto en que te ha puesto.

lutero-2

Anhelemos ser Timoteo, no Lutero

No debemos olvidar que nos guiamos por la Biblia y no por la historia. Aunque la historia es importante y aprendemos de ella, esta no es el centro de la Fe cristiana. Entonces, entendiendo esto, ¿La Biblia te ha pedido ser el reformador de la iglesia? No, por supuesto que no.

En vez de querer ser Lutero, anhelemos ser Timoteo. Querer ser Lutero es muy orgulloso de nuestra parte, pero querer ser Timoteo nos mantiene humildes, porque nos hace reconocer que solo somos aprendices queriendo hacer lo que la Biblia nos ha pedido hacer.

Así, queriendo ser Timoteo y no Lutero, podemos apegarnos más a la Biblia y tener en claro que es lo que Dios nos pide hacer en cualquier época. Así que, en vez de soñar con ser el nuevo reformador, ve a tu Biblia y lee las dos cartas que escribió Pablo a Timoteo y entonces, así comprendes lo que Dios quiere que seas para tu generación. A continuación te dejamos cuatro cosas claras que un Timoteo debe procurar ser y hacer:

  • Ser ejemplo:

1 Ti 4:12 “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.”

  • Predicar La Palabra:

2 Ti 4:2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

  • Usar bien La Palabra:

2 Ti 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.”

  • Hacer obra de evangelista:

2 Ti 4:5 “Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.”

Semper reformanda secundum verbum Dei

Por último, ¿Sabías que Lutero no quería provocar una reforma? Él sólo quería que la iglesia volviera a la verdad, sólo se enfocó en enseñar la Biblia. Años después, cuando la reforma ya se había suscitado, Lutero reconoció que él no provocó la reforma, sino que la verdad de las Escrituras la habían hecho. Los mismos reformadores usaron esta frase como su bandera: “Ecclesia reformata et semper reformanda secundum verbum Dei” (iglesia reformada siempre reformándose y de acuerdo con la Palabra de Dios). Ellos comprendieron que la iglesia seguiría siendo purificada por, y solo por La Palabra de Dios. Fue la Biblia lo que causó la reforma, no los hombres. Ellos lo supieron y así lo reconocieron siempre. Así que, esto afirma nuestro punto; nosotros no deberíamos estar preocupados por provocar una reforma, deberíamos estar preocupados por estar enseñando bien las Escrituras. No somos Lutero, somos nosotros mismos cumpliendo con el ministerio que Dios nos dio y enseñando la verdad a nuestra generación.

Carlos
Esposo y Padre. A punto de partir al campo misionero transcultural. Estudió una Lic. en Teología. Carlos y su familia tienen un corazón apasionado por las misiones, así que planea pronto dedicar su vida a anunciar el nombre de Jesucristo donde no ha sido predicado.

Related Article

Loading Facebook Comments ...

0 Comments

Deja un comentario

Loading Disqus Comments ...

Video Mas Reciente

Video Mas Visto

Recomendamos

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social