Lunes, diciembre 11, 2017
Banner Top

 

La declaración positiva es aquella práctica en la cual algunos creyentes creen que sus palabras tienen poder creativo. La palabra “declaro” precede cualquier deseo de la persona, pensando que al afirmarlo “con fe” esto se ha de hacer. Es en los círculos del evangelio de la prosperidad donde es mas común esta practica, sobre todo en el contexto de prosperidad financiera o salud fisica. Pero, con todo respeto, ¿Quien se creen estos cristianos para declarar?

Por demás está decir que en toda la Biblia no hay ningún creyente llevando esta práctica. Sin embargo, si vemos a alguien que con frecuencia declara: Dios.

A la luz de la Escritura, el único capaz de declarar de esta forma, es el Creador. Sus palabras si tienen poder creativo y esto se muestra en algunos textos de los libros proféticos, cuando vemos que el profeta, antes de pronunciar la profecía, menciona que Jehová es quien declara. Un texto que nos pondrá en perspectiva ante esta realidad está en Zacarías 12:1.

Profecía, palabra del Señor acerca de Israel. El Señor que extiende los cielos, pone los cimientos de la tierra y forma el espíritu del hombre dentro de él, DECLARA:

Quien está declarando en esta profecía es Dios mismo y es por esto que el mensaje tiene un gran peso. Por eso  Zacarías menciona algunos aspectos de Dios que a captarán la atención de todos los que están recibiendo el mensaje, recordándoles algunas características importantes del emisor de la declaración. En este sentido, para que una persona pueda DECLARAR en una forma en que aquello que declara ha de cumplirse, necesita tener cierto perfil. Este perfil sólo lo cumple Dios, el creador.

Extender los cielos

El Señor es quien extiende los cielos. Es decir, no sólo los creó, sino que los expande; es notorio que hoy en día se conoce que el universo continúa en constante crecimiento, se expande cada día más. Si, es Dios quien lo está haciendo. La inmensidad de esta expansión, aún sólo del cielo que tenemos a nuestra vista, nos muestra la inmensidad del Dios creador. Aunque los destinatarios originales de esta profecía no conocían que el universo se continúa expandiendo, ellos tenían muy claro que cuando volteaban al cielo, este no tenía un fin a la vista; los cielos les testificaban de la gloria de Dios.

Afirmar la tierra

Los cimientos de la tierra son aquellas leyes naturales que sostienen la creación entera. Un claro ejemplo en nuestro mundo es la ley de la gravedad que mantiene todo en su lugar. Así hay distintas leyes que constituyen los cimientos de la tierra. Esos cimientos son los que mantienen a nuestro planeta y al universo en existencia, pero estos cimientos no aparecieron de la nada, Dios los puso.

Imagínate la grandeza de Dios que es capaz de sostener la tierra y todo el universo. Imagina la sabiduría de Dios para establecer estos cimientos. Pero mejor aún, estos cimientos necesitan ser sostenidos, y el Nuevo Testamento nos declara que Jesús es quien se encarga de sostenerlos.

Formar el espíritu

Pero, por último y más sorprendente es la capacidad que Dios tiene de dar vida. El ser humano no es sólo un conjunto de tejidos y moléculas, no sólo somos un cuerpo funcionando como si fueramos una máquina; tenemos vida.

El ser humano es capaz de razonar, sentir y escoger, ¿pero es el cuerpo físico por si sólo capaz de llevar a cabo estas acciones? No, porque un cuerpo de una persona muerta ya no las hace. Tenemos vida y la capacidad de llevar a cabo estas acciones porque tenemos espíritu y este espíritu no es el resultado de procesos químicos, es creación de Dios. Él es quien forma el espíritu dentro del hombre, lo pone ahí dentro de nuestros cuerpos. Dios es el único capaz de dar vida.

¿Eres capaz de declarar?

El fundamento de la profecía que Jehová dio a Judá por medio de Zacarías es la capacidad que Dios tiene de declarar. Sólo Dios es capaz de proferir palabras que se harán realidad y la prueba de esto es su capacidad para crear y sostener toda la creación.

Si tu acostumbras a “declarar”, deberías de preguntarte si tienes las capacidades para extender los cielos, poner los cimientos de la tierra y formar al espíritu del hombre. Desde luego, la respuesta será negativa.

Carlos
Esposo y Padre. A punto de partir al campo misionero transcultural. Estudió una Lic. en Teología. Carlos y su familia tienen un corazón apasionado por las misiones, así que planea pronto dedicar su vida a anunciar el nombre de Jesucristo donde no ha sido predicado.

Related Article

Loading Facebook Comments ...

0 Comments

Deja un comentario

Loading Disqus Comments ...

Video Mas Reciente

Video Mas Visto

Recomendamos

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social